Revista Umělec 2005/3 >> Un día común Lista de todas las ediciones
Un día común
Revista Umělec
Año 2005, 3
6,50 EUR
8 USD
Enviar la edición impresa:
Suscripción de orden

Un día común

Revista Umělec 2005/3

01.03.2005

Natalia Filonenko | Temas: Ucrania | en cs de es

A Maxím Mamsikov le interesa la vida cotidiana en las oficinas, a Vasily Tsagolov la realidad diaria del mundo criminal y a Vladimir Kozhukhar el ambiente de los hipermercados. El hecho que estos artistas se hayan decidido por un medio tan lento como es la pintura o la escultura, parece la antítesis del ritmo de la contemporaneidad y casi una contradicción con su objeto de estudio: la vida cotidiana en la ciudad.

El proceso de creación de una pintura o escultura al correr de los años no ha cambiado radicalmente; sigue siendo un trabajo manual, el cual no se puede acelerar por medio de nuevas tecnologías, a no ser en su fase de preparación, en la cual en lugar de un cuaderno para bosquejear, se utiliza una cámara digital y Photoshop. Estos artistas, sin embargo, se esfuerzan por establecer un contacto entre un medio para ellos natural y los principios de creación del comics, la publicidad y el pop art.
Se resisten a las formas contemporáneas de documentación artística y en su lugar vuelven su atención a formas tradicionales de representación de escenas de la vida cotidiana. El género, sin embargo, no garantiza su autenticidad. El nuevo ciclo de pinturas de Vasily Tsagolov, Bala perdida, no es una crónica criminal, así como Tecnomercados de Kozhukhar o la instalación escultórica Downtown de Mamsikov, tampoco reflejan una realidad urbana desfigurada. Estos proyectos imitan investigaciones sociales y las piezas en sí, imitan estudios sobre la vida.

Bala perdida
El crimen y la violencia están presentes desde hace ya bastante tiempo en los trabajos de Vasily Tsagolov (Horrores blandos de 1994; Pelea de bandidos, una instalación del año 2000; Rehén del año 2001). En su último ciclo, se aleja de las áreas de lo estético. En comparación con sus anteriores trabajos, este último se acerca mucho a relatos verídicos, documentales. Nos presenta sus pinturas como documentos de acontecimientos inventados entre los cuales no hay ninguna conexión. Desea el máximo efecto visual, lo que requiere que la anécdota esté repleta de acción, y para eso utiliza un dibujo que se asemeja al bosquejo.
Vasily Tsagolov afirma que el estilo del documental a menudo no tiene efecto porque le falta dirección artística: los cadáveres no aparecen en la posición correcta frente a la cámara de los periodistas, la sangre y las heridas no están ubicadas en su lugar y las detenciones de los criminales no son lo suficientemente espectaculares. Cuando Tsagolov filma o fotografía, siempre lo hace basado en un arreglo escénico. Su prioridad es la creación de una “hermosa toma”. La efectividad de la toma es producto de las grandes exigencias del artista en relación a su estrategia de trabajo y en la elección de los protagonistas. Tsagolov trabaja con estereotipos de bandidos tan definidos, que éstos no pueden evitar repetir roles rituales en el “espectaculo de violencia”, tanto ante sus víctimas como ante los “suyos”.
En el ciclo Bala perdida (2004) aparecen héroes haciendo el mal. Sin embargo, en este caso debemos entender el mal condicionalmente. Es el precio que pide el género de los filmes de acción, el cual es inimaginable sin tiros, sangre y obviamente el “malo”: el criminal. Este héroe es eterno y actual. Se ha convertido en la estrella, aunque sus acciones en contra de las normas de la sociedad se presenten como rarezas teatrales que inmediatamente son transmitidas en todos los programas de televisión. La figura mítica del transgresor del orden establecido inquieta a la sociedad, pero es obvio que sus buenos ciudadanos necesitan del temerario y cruel antihéroe, y éste no debería defraudarlos.

Grandes compras
Vladimír Kozhukhar se mueve en el género de la pintura figurativa. Sus primeros ciclos evocan los cómics, seriales familiares de la cínica era visual. El artista se remonta a primera vista a cosas banales, pero en su intento premeditado de confundir al espectador, nos envuelve en un contexto incierto, dejándonos bajo una fuerte tensión psicológica.
De todos modos en los últimos tiempos los conflictos se han suavisado, la tensión ha disminuido y su modo de ejecución es mas fría. Parece como si el autor no quisiera aplicar la fuerza para engañar al espectador. Su posición se ha vuelto más serena y distante; sus últimos trabajos carecen de un aspecto didáctico. Su última serie, Tecnomercado (2004) no contiene energía en conflicto ni preguntas insolubles. Refleja las emociones de un hombre perdido en un hipermercado de electrodomésticos, que paulatinamente pasa de la confusión a una fría perplejidad. El receptor se vuelve entonces testigo de su propio merodeo por los infinitos laberintos de la técnica en el mundo moderno.
Cuando mira las aglomeraciones de objetos, que reflejan cierto modo de organización de la vida, el artista busca en ellos cierto orden. No afirma nada. Simplemente nos invita a probar independientemente un juego minimalista, conformado por repetidos electrodomésticos con forma de prismas (televisores, lavadoras, heladeras, etc). Su imaginación produce arreglos capaces de justificar cualquier combinación disparatada, enormes acumulaciones de objetos en un mismo salón. La acción de los sujetos que vemos allí ya no parece tan absurda, sólo carente de certeza y concreción. La mayoría de ellos llevan vestimentas llamativas, son los últimos visitantes del paraíso consumista, mostrándose como contrapeso a la pesadilla del orden donde para todo existen indicaciones de uso.

La nieve y la Revolución Naranja
Maksim Mamsikov es un pintor de ánimos. Sus pinturas tratan diferentes temas, sus bastidores nunca son del mismo tamaño y su paleta es muy variada. Desde fines de los años noventa atraen su atención temáticas casuales y fragmentadas. Elige el modelo de los ”diarios íntimos”, que le permite improvisar sobre cualquier tema utilizando su propia experiencia visual. Los diarios, además de contener datos exactos, encierran datos que son producto de la imaginación. De esta manera el diario es un modelo ideal para la narración pseudorrealista, llena de significados evidentes, ocultos o bien absurdos. El objetivo de Mamsikov es principalmente experimentar las posibilidades de la pintura como medio.
Los temas de sus pinturas son generalmente muy directos y sin connotaciones complicadas. La suave y brillante silueta de los automóviles cubiertos de nieve ha sido la fuente de inspiración de su último ciclo de pinturas Niveolas (2005). Deja grandes áreas sin cubrir, el blanco de la tela aflora recordándonos la nieve y crea de esta manera una cierta incompletud.
Como el mismo artista menciona: “no soy conductor, viajo en taxi por la ciudad nevada. No han limpiado la nieve este año. Es la revolución, así que reina la libertad total. Estamos parados, hay un embotellamiento y oigo que el taxista me dice ‘mira, están vendiendo Niveolas por ahí...’ ”Pinté por primera vez un automovil nevado en en el año 1994. Era un auto estrellado contra un poste de luz, una calle nocturna, la luz… todo respondía a la atmósfera depresiva que reinaba por esos días. Ahora en Kiev abundan los coches extranjeros caros . ¿Es eso bueno o malo? A quién le importa.” Mamsikov simplemente registra objetos, objetos de culto que se transforman en formas abstractas luego de una nevada. No pinta paisajes urbanos, sino naturalezas muertas con objetos muy caros.

Espejo de plastilina
Si bien podríamos decir que la pintura de Tsagolov se parece a una pelicula, el trabajo de Mamsikov Downtown (2004) se asemeja a los dibujos animados. Es principalmente conocido por sus instalaciones pictóricas, donde mediante objetos manualmente construidos y ensamblajes, crea una situación dinámica conectando todos los componentes y las diferentes obras. Downtown es en definitiva una construcción combinada donde aparecen figuras de plastilina, de unos 25 cm de alto, representando escenas industriales, en detalles de interiores, creando así una pintura tridimensional. Todo el complejo parece monitoreado por una cámara de seguridad.
Mamsikov explica que convertirse inesperadamente en escultor, fue en parte una motivación relacionada a la inestabilidad existente en la sociedad, en la cual parece que los cambios de profesión más que una excepción, son una norma. Su objetivo fue reconstruir el mundo de las nuevas oficinas ucranianas tridimensionalmente. Las figuras están dispersas por toda la sala conectadas por intermedio de líneas dibujadas en el piso. No sólo es posible percibir el trabajo empírico del autor sino además, la fuerte influencia que en él tiene la cinematografía. Sus personajes son básicamente gente común, ocupada en su quehacer cotidiano. Tal vez, por esto mismo, a diferencia de Tsagolov, no intenta seducirnos con un producto muy terminado, o espectacular.
Este proyecto no se caracteriza por ser una fuerte crítica social o una parodia. La parodia y el humor sin embargo, son inseparables de él. Emergen automáticamente del tamaño y la hechura naïf, casi escolar, de estas pequeñas figuras de plastilina.
Otros medios como la fotografía podrían convertir estas escenas en una imagen publicitaria. Esto no parece una amenaza para los endebles ensamblajes y figuras de plastilina de Mansikov, y tal vez responden mejor a su propia actitud en relacion a la vida cotidiana.
Hoy en dia podemos utilizar cualquier tipo de medio para contar cualquier tipo de historia, aunque seguramente la mejor solución sea la imagen cinética. Es sin embargo obvio, que para estos tres artistas la elección de un medio más arcaico, como puede ser la escultura o la pintura, es la forma más atractiva para representar la realidad de la vida cotidiana. Para muchos artistas ucranianos, el realismo es la forma que mejor responde a sus intentos por registrar su entorno. La mayoría prefiere estas formas estáticas de representación a formas más radicales o gestuales, que podrían considerarse como un discurso político. Parece ser una constante para todo el arte contemporáneo ucraniano, protestar contra el régimen justamente rehusando incluir en la obra cualquier tipo de contenido político, y buen ejemplo de esto son los trabajos anteriormente citados.
Parece difícil negar que la pintura figurativa ucraniana tiene fuertes raíces en el realismo socialista. Mamsikov, Tsagolov y Kozhukhar recibieron una educación pictórica tradicional que no ha cambiado practicamente en Ucrania en los últimos cincuenta años. A ellos no les interesa relatar historias reales o creíbles, sino reflejar de forma legíble su propia realidad. Traspasar los limites del realismo para crear una adecuada simulación estética.




Comentarios

Actualmente no hay comentarios

Agregar nuevo comentario

Artículos recomendados

MIKROB MIKROB
There’s 130 kilos of fat, muscles, brain & raw power on the Serbian contemporary art scene, all molded together into a 175-cm tall, 44-year-old body. It’s owner is known by a countless number of different names, including Bamboo, Mexican, Groom, Big Pain in the Ass, but most of all he’s known as MICROBE!… Hero of the losers, fighter for the rights of the dispossessed, folk artist, entertainer…
Magda Tóthová Magda Tóthová
Borrowing heavily from fairy tales, fables and science fiction, the art of Magda Tóthová revolves around modern utopias and social models and their failures. Her works address personal and social issues, both the private and the political. The stylistic device of personification is central to the social criticism emblematic of her work and to the negotiation of concepts used to construct norms.…
Nick Land – An Experiment in Inhumanism Nick Land – An Experiment in Inhumanism
Nick Land was a British philosopher but is no longer, though he is not dead. The almost neurotic fervor with which he scratched at the scars of reality has seduced more than a few promising academics onto the path of art that offends in its originality. The texts that he has left behind are reliably revolting and boring, and impel us to castrate their categorization as “mere” literature.
Tunelling Culture II Tunelling Culture II
04.02.2020 10:17
¿A dónde ir ahora?
fuera
S.d.Ch, Solitarios y Cultura Periférica   (una generación nacida alrededor de 1970)
S.d.Ch, Solitarios y Cultura Periférica (una generación nacida alrededor de 1970)
Josef Jindrák
¿Quién es S.d.Ch? Una persona de muchos intereses –activa en varios campos- la literatura, el teatro, conocida por sus cómics y sus collages en los campos del arte. Un poeta y dramaturgo principalmente. Un solitario por naturaleza y determinación, su trabajo no se encajona en las corrientes actuales. Siempre antepone la enunciación personal, incluso cuando su estructura interna puede volverse…
Leer más...
australia
Spaghetti Sauce on Your Moo Shoo Pork
Charlie Citron
Leer más...
Lithuania
Road trip Lithuania
Road trip Lithuania
Arunase Gudaitas
Aš menininkas — Aš save myliu Vincent van Gogh in one letter to his brother described a café as a place where one could easily go insane. The café in the Center for Contemporary Art (CAC) in Vilnius is such a place. Insider connoisseurs of the local scene consider it “very bohemian” and, indeed, in contrast to traditionally lackluster and overpriced eateries in museums, the atmosphere in the CAC…
Leer más...
reportáž
Under the Shadow of Heroes
Under the Shadow of Heroes
Alena Boika
Leer más...
Libros, video, ediciones y obras de arte que podrían interesarle Ir a la tienda virtual
Contents:, , Ondřej Brody - Staropramen, Václav Magid - Max Švabinský, Jiří Franta - Meditation, Jakub Hošek - Like...
Más información...
3,98 EUR
5 USD
Más información...
1,61 EUR
2 USD
London Urbanism
Más información...
11 EUR
13 USD
Not everyone has the courage to venture into the amorphous regions of his own emotional life, for it is a journey into the...
Más información...
18,40 EUR
22 USD

Studio

Divus and its services

Studio Divus designs and develops your ideas for projects, presentations or entire PR packages using all sorts of visual means and media. We offer our clients complete solutions as well as all the individual steps along the way. In our work we bring together the most up-to-date and classic technologies, enabling us to produce a wide range of products. But we do more than just prints and digital projects, ad materials, posters, catalogues, books, the production of screen and space presentations in interiors or exteriors, digital work and image publication on the internet; we also produce digital films—including the editing, sound and 3-D effects—and we use this technology for web pages and for company presentations. We specialize in ...
 

Cita del día El editor no se responsabiliza por los estados físicos o mentales que puedan generarse después de leer la cita

Enlightenment is always late.
Contacto e información del visitante Contactos de la redacción

DIVUS
NOVÁ PERLA
Kyjov 36-37, 407 47 Krásná Lípa
Čzech Republic

 

GALLERY
perla@divus.cz, +420 222 264 830, +420 606 606 425
open from Wednesday to Sunday between 10am to 6pm
and on appointment.

 

CAFÉ & BOOKSHOP
shop@divus.cz, +420 222 264 830, +420 606 606 425
open from Wednesday to Sunday between 10am to 10pm
and on appointment.

 

STUDO & PRINTING
studio@divus.cz, +420 222 264 830, +420 602 269 888
open from Monday to Friday between 10am to 6pm

 

DIVUS PUBLISHING
Ivan Mečl, ivan@divus.cz, +420 602 269 888

 

UMĚLEC MAGAZINE
Palo Fabuš, umelec@divus.cz

DIVUS LONDON
Arch 8, Resolution Way, Deptford
London SE8 4NT, United Kingdom

news@divus.org.uk, +44 (0) 7526 902 082

 

DIVUS BERLIN
berlin@divus.cz


DIVUS WIEN
wien@divus.cz


DIVUS MEXICO CITY
mexico@divus.cz


DIVUS BARCELONA
barcelona@divus.cz

DIVUS MOSCOW & MINSK
alena@divus.cz

SUSCRIPCIÓN AL NEWSLETTER DE DIVUS
Divus We Are Rising National Gallery For You! Go to Kyjov by Krásná Lípa no.37.